Cómo ganar una discusión

Esposa y esposo no están de acuerdo y discuten molestos al ver entretenimiento por televisión en casa

Saber cómo ganar una discusión es una hazaña que todo el mundo aspira porque te hace parecer inteligente, informado y confiado ante tu destinatario.

Sin embargo, ganar una discusión nunca ha sido fácil porque a veces daña nuestra vida personal y social. Mucha gente ve los argumentos como competiciones deportivas en las que solo sale un ganador y los demás pierden. Como tal, preferirán evitar las discusiones antes que entrar en ellas.

Si considera que una discusión es algo que debe ganar, es posible que tenga problemas para lograr que la gente esté de acuerdo con usted en un argumento convincente. Su atención se centrará en ganar la discusión sin intentar persuadir a alguien de su punto de vista .

Se pueden calificar sus opiniones de absurdas, estúpidas y sin fundamento. Incluso los llamas ignorantes, miopes y otras palabras condescendientes, todo en un intento de hacer que estén de acuerdo contigo. Estas tácticas pueden ayudarle a ganar las discusiones, pero no le permitirán persuadir a alguien para que acepte su punto de vista y comprenda su perspectiva, lo que socava el arte de la argumentación.

Dado que no podemos escapar de las discusiones en las conversaciones, ¿cómo se gana una discusión de manera lógica y convincente sin pisar a los demás? Si quieres saber cómo discutir mejor, continúa leyendo.

Lectura relacionada: Consejos para evitar discusiones desagradables en una relación

12 maneras de ganar una discusión

¿Cómo ganar una discusión?

Saber cómo argumentar de forma eficaz puede ayudarle a proporcionar buenas razones para su conclusión y a persuadir a alguien de su punto de vista. Entiende que no se trata de ganar o perder sino de crear y compartir nuevos conocimientos.

Consulte las siguientes 12 formas de ganar una discusión:

  • Estate calmado

La primera regla para ganar una discusión es relajarse y mantener la calma. Cuanto más intensa sea una discusión, más difícil será comunicarse eficazmente . Cuanto más tranquilo esté, más fácil le resultará ganar una discusión verbal.

Si le resulta difícil calmarse, lo cual es muy probable, intente inhalar y exhalar de cuatro a cinco veces antes de decir cualquier palabra. Eso te da tiempo para pensar en tus palabras y sopesar su efecto.

  • Mantener el contacto visual

Otro truco para aprender el arte de la argumentación es mirar directamente a los ojos del destinatario. Mantener el contacto visual en argumentos convincentes puede calmar a la otra persona y hacer que te escuche.

Por eso es difícil ganar una discusión con una persona inteligente. Al mantener el contacto visual , puedes persuadir a alguien de tu punto de vista fácilmente. La persona tampoco tendrá más remedio que aceptar tu punto de vista.

  • Evite alzar la voz

Alzar la voz es una táctica habitual que muchas personas utilizan para ganar una discusión, pero no te ayudará a saber cómo argumentar de forma eficaz.

Alzar la voz no sólo empeora la discusión sino que les impide escucharse mutuamente. En lugar de gritar para transmitir su mensaje, exprese su opinión con calma hablando lentamente, tranquilizándolo a usted y a su pareja.

  • Exprésate claramente

En lugar de centrarse en el “punto de vista débil” de la persona, exponga sus afirmaciones y respaldelas con razones lógicas. Por ejemplo, puede comenzar diciendo: ‘Entiendo lo que piensa sobre este asunto, pero…’.

Todavía no significa que la otra persona te escuchará, pero hará que preste atención por el momento. Además, es un gran truco para mejorar la discusión.

  • No necesitas tener la última palabra

Las parejas están enojadas por problemas amorosos.  No entenderse en problemas familiares o infidelidades

Comprenda que ganar una discusión no significa que usted tendrá la última palabra. Incluso cuando tenga razón, es posible que no consiga que la gente esté de acuerdo con usted. Argumente sus puntos de manera clara y efectiva, incluso si no influyen en sus destinatarios.

La necesidad de tener la última palabra puede afectar gravemente la relación que se tiene con las personas. Si ambos han expuesto su caso y parece que no queda nada más que decir, déjenlo así . A veces, la clave para ganar una discusión es dejar que los perros durmientes se queden quietos.

  • Tomar un descanso

Una de las estrategias para ganar una discusión es que ambos se tomen un tiempo de descanso. Durante una discusión convincente, es importante tomar un tiempo de espera para que usted y la otra persona puedan respirar profundamente y obtener nuevas perspectivas sobre el tema.

Además, puede ayudarle a crear nuevas formas de resolver los problemas. Después de eso, puedes fijar un tiempo específico para volver a abordar el tema, esta vez con la mente abierta.

  • Se de mente abierta

Nunca podrás ganar una pelea verbal sin escuchar a la otra persona. Muchas personas son culpables de pensar sólo en sus puntos de vista sin aceptar las opiniones de los demás.

Cuando tienes la mente abierta, significa que aceptas nuevas ideas, argumentos y hechos que difieren de los tuyos. Incluso puede ayudarte a aprender algo nuevo, ampliando aún más tu horizonte. Por lo tanto, la mentalidad abierta es una habilidad fundamental para ganar una discusión.

  • Controla tus reacciones

Una de las formas de ganar una discusión es controlar su reacción. Es normal sentir la necesidad de gritarle a la persona que se calle o decirle que una opinión particular es rotundamente vaga. Es posible que se enoje y tenga ganas de arremeter. Todos estos signos son normales.

Sin embargo, para ganar una discusión, debes controlarte. En su lugar, dígales exactamente cómo se siente sin recurrir a insultos. Por ejemplo, podría decir: “Lo siento, pero creo que la afirmación de que el mundo es inseguro es incorrecta. Eso es porque …’

  • Evite algunas declaraciones

Si quieres saber cómo argumentar de forma eficaz, evita ciertas frases que puedan provocar un distanciamiento entre tú y tus destinatarios. No importa cómo diluyas la situación, algunas declaraciones generan más conflictos. Las frases son:

  • Está usted equivocado
  • Lo que
  • De todos modos
  • Para jugar al abogado del diablo
  • Usted está reaccionando de forma exagerada
  • Hablaré contigo cuando estés listo para hablar.
  • Estás exagerando esto

Estas frases no hacen más que disponer de la opinión de la otra persona. Significa que no reconoces sus puntos de vista. Entonces, si quieres persuadir a alguien de tu punto de vista, omite estas frases en tu argumento.

  • No atacar la apariencia física (Ad Hominem)

Recuerde siempre que las discusiones ocurren porque ambos no están de acuerdo en algunos temas. No convierte a la otra persona en culpable. Incluso cuando realmente tienes razón, es porque tienes la exposición que ellos no tienen.

Atacar la apariencia y el carácter de alguien en lugar de sus opiniones no es una de las formas de ganar una discusión. Si la otra persona te ataca de esta manera, llámale la atención o abandona la conversación.

Mira este vídeo para aprender más sobre Ad Hominem y cómo puedes combatirlos:

  • De acuerdo con su destinatario

Este consejo puede parecer extraño, pero aceptar lo que dice el destinatario puede ayudarle a ganar una discusión. Por ejemplo, si finalmente aceptas lo que dice una persona después de una larga discusión, se sorprenderá. En particular, les da tiempo para volver a analizar la situación.

Ahí es cuando puedes señalar tu punto de vista. Hacer concesiones no significa que seas un tonto. Más bien, significa que sabes cuándo aceptar o no estar de acuerdo.

  • Utilice razones lógicas para respaldar su argumento.

Todo lo que se necesita para ganar una discusión es exponer sus puntos con pruebas y evidencias. La verdad es que es difícil ganar una discusión con una persona inteligente cuando respalda sus opiniones con hechos verificables.

Supongamos que no tienes suficientes datos para usar, exponer y prestar atención a la otra persona. Ganar una discusión no se trata de quién puede convencer a otro. También se trata de quién es lo suficientemente humilde para aprender.

Lectura relacionada: Frases saludables para prevenir discusiones en una relación

Dos para ganar una discusión

Pareja joven sentada en el sofá en una cafetería para terapia psicológica con un consejero masculino

Hay ciertas tácticas que debes utilizar para exponer tu argumento y seguramente te ayudarán porque son justas. Descúbrelos:

  • Ser paciente

Si quieres ganar una discusión con valentía, mantén la calma tanto como sea posible. Eso le dará tiempo para escuchar a la otra persona y presentar su caso de manera lógica.

  • Utilice hechos para respaldar su argumento.

Es difícil ganar una discusión con una persona inteligente cuando presenta hechos confiables. Entonces, sé esa persona que discute con razones más que con emociones.

  • Respeta a tu destinatario

Abstente de ver a tu destinatario como una persona crédula cuando estés en un argumento convincente. En su lugar, exprese sus puntos claramente sin cancelar los de ellos por completo.

  • Hacer preguntas

Otra regla para ganar una discusión y lograr que la gente esté de acuerdo contigo es hacer la pregunta correcta basándose en su opinión. Eso les ayudará a pensar y buscar respuestas.

  • Escucha cuidadosamente

En lugar de escuchar, escuche el argumento de su pareja para ayudarle a ver lagunas jurídicas o nueva información que pueda ayudarle.

  • Busque puntos en común

Para llegar a una situación en la que todos ganen, es posible que deba llegar a un acuerdo. Busque dónde ambos están de acuerdo y reconózcalo. Los argumentos no son competiciones deportivas en las que sólo gana una persona. Ambos pueden ganar.

Pruebe también: ¿Discutimos mucho?

Lo que no se debe hacer para ganar una discusión

Evite utilizar estos trucos injustos para demostrar su punto y ganar la discusión. Sólo te pondrán en una mala situación. Échales un vistazo:

  • Ataque de personaje

La debilidad física o moral de la otra persona no tiene nada que ver con el argumento, así que no caigas tan bajo para usarlo en su contra.

  • Desviar

Es mejor permanecer en la discusión principal en lugar de desviarse. Te distrae de la esencia de las discusiones y le brinda a la otra persona formas de ganar una discusión.

  • Tener razón

Aunque tengas razón, el objetivo del argumento es hacer que la otra persona comprenda tu punto de vista y comparta tus conocimientos.

Lectura relacionada: Pasos para detener una discusión

Conclusión

Las discusiones son inevitables en nuestras actividades cotidianas. Cuando ganas una discusión, te hace sentir bien contigo mismo, pero a veces hace que la otra persona se sienta mal. Eso puede causar una ruptura a largo plazo si no se le presta atención.

La solución sobre cómo ganar una discusión y lograr que la gente esté de acuerdo contigo es seguir algunos de los pasos descritos en este artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *