Diez formas de tener conversaciones con tu pareja para reducir el estrés

pareja en una cita

Las conversaciones para reducir el estrés son una parte integral de toda relación sana. Por un lado, tener conversaciones activas con su pareja ayuda a generar confianza entre ustedes, y estas conversaciones profundas son necesarias para ayudar a aliviar la tensión en las relaciones .

Sin embargo, no basta con saber que las conversaciones para reducir el estrés son vitales. Debes saber cómo entablar estas conversaciones con tu pareja sin asustarla.

Este artículo descubrirá algunas formas interesantes de reducir el estrés en sus relaciones.

Lo primero es lo primero…

¿Qué es una conversación para reducir el estrés?

Las conversaciones para reducir el estrés suelen ser conversaciones breves e intencionadas durante las cuales las parejas buscan conectarse después de un largo tiempo separados (tal vez un día completo en el trabajo o cuando uno regresa de un viaje largo). Durante estas sesiones, todos son libres de desahogar y compartir sus frustraciones en un ambiente libre de juicios.

Teniendo en cuenta lo importantes que son, ayudan a eliminar el estrés en las relaciones y a mantener a las parejas más unidas que nunca.

A lo largo de los años, la ciencia ha demostrado que las relaciones que priorizan la comunicación efectiva duran más que aquellas en las que la comunicación es esporádica y tensa. Esto se debe a que cuando las parejas pueden desnudar sus corazones sin miedo, se sienten más seguras con sus parejas.

En resumen, las conversaciones para reducir el estrés te ayudan a relajarte después de un largo día y te acercan más a tu pareja.

Beneficios de las conversaciones para reducir el estrés

Para algunos, el estrés en las relaciones se puede controlar fácilmente cuando ambos saben cómo relajarse después de un largo día. Teniendo esto en cuenta, a continuación se presentan algunos beneficios de las conversaciones para reducir el estrés.

1. Te ayuda a sentirte cerca de tu pareja

Las investigaciones han sugerido que la intimidad emocional es casi más importante que la intimidad física en las relaciones, especialmente para las mujeres. Una forma de lograrlo es hacer que las conversaciones para reducir el estrés formen parte de su itinerario.

Cuando las conversaciones para reducir el estrés se convierten en parte de sus actividades habituales, permite que su pareja se vincule con usted. Esto también fortalecerá su relación.

2. Elimina miedos y dudas

Una de las razones por las que tu pareja puede sentir que su posición en tu vida está amenazada es porque no dedicas tiempo a pasar con ella. Cuando pasas tiempo teniendo conversaciones para reducir el estrés con tu pareja, le das ese sentimiento de importancia.

Esto es insuperable.

Lectura relacionada:  6 consejos para reconocer y eliminar el estrés en las relaciones

¿Cómo se puede reducir el estrés en la pareja?

Una de las formas más fáciles de ayudar a tu novio a desestresarse (o a tu novia, en realidad) es hacer lo que ambos disfrutan.

Ahora podemos dedicar tiempo a darte ideas, pero este es el mayor secreto para construir una relación sin estrés. Encuentre esa actividad que ambos disfruten y dedique tiempo a realizarla. Dado que las actividades de reducción de tensión se consideran divertidas, asegúrese de no incluir nada que parezca trabajo en estos ejercicios.

Pareja relajándose en el sofá

10 formas de tener conversaciones con tu pareja para reducir el estrés

Ahora que está listo, le mostramos cómo tener conversaciones efectivas con su pareja para reducir el estrés .

1. Comprenda que son solo ustedes dos

Una de las primeras cosas que debes tener en cuenta en una conversación para reducir el estrés es saber que este momento es sólo para ti y tu pareja.

Sus hijos no pueden interrumpir. Tu jefe no puede llamarte en ese momento. La idea detrás de estas conversaciones es brindarte un tiempo de calidad con tu pareja , así que no permitas que otra persona te interrumpa.

2. No teléfonos, por favor

La tecnología móvil ha evolucionado rápidamente en las últimas décadas. Si bien esto ha sido en gran medida una bendición, el uso excesivo de teléfonos móviles ha reducido la interacción física y también ha perjudicado las relaciones.

Puedes estar sentado en el mismo sofá que alguien que está perdido en su teléfono móvil. Incluso si desea entablar una conversación con ellos, es posible que no pueda hacerlo debido al dispositivo que tiene en la mano.

Una forma de tener una conversación para reducir el estrés con su pareja es asegurarse de que todos los teléfonos móviles estén alejados. Si es posible, puedes apagarlos o silenciarlos. Al hacer esto, también le haces saber a tu pareja que es importante para ti.

3. Elimina todas las distracciones

Una cosa es apagar el teléfono y otra completamente distinta eliminar todas las distracciones. Mientras intenta tener una conversación de apoyo con su pareja, asegúrese de eliminar todas las distracciones.

Esté en el momento y escúchelos con gran atención. Incluso si primero tienes que tomarte unos minutos para aclarar tu mente, que así sea.

Lectura relacionada:  20 pasos para convertirse en un socio solidario

4. Túrnense para compartir

La idea detrás de una conversación para reducir el estrés no es tener un monólogo en el que una persona parlotee todo el tiempo mientras la otra se sienta bonita y sonríe durante toda la prueba.

Esta es una conversación y, como tal, todos deben contribuir activamente a ella. Tomen turnos iguales para compartir, y a cada persona se le debe dar el mismo tiempo que a la otra. Si planea pasar 20 minutos en una conversación para reducir el estrés con su pareja, asegúrese de que ambos tengan 10 minutos para hablar.

Sin embargo, si uno de ustedes tiene ganas de permitir que el otro hable por más tiempo, que así sea.

5. Escuche a su pareja con gran atención.

Es fácil desconectarse cuando no eres tú quien habla. Sin embargo, si tu pareja descubre que ya no la escuchas (mientras te muestra su corazón), es posible que se lastime y cierre la conversación.

¡Y no quieres eso!

Cuando su pareja hable, haga todo lo posible para prestarle toda su atención. Por otra parte, no te quedes sentado como un tronco. Anímelos a que se abran a usted utilizando su lenguaje corporal.

Sonríe cuando sea necesario. Asiente cuando necesite aliento. Tome sus manos a intervalos. Simplemente hazles saber que no están solos.

Lectura relacionada:  Lo que dice su lenguaje corporal sobre su relación

Vídeo sugerido : Ser un buen oyente

6. No intentes siempre hacerte el héroe

Las parejas suelen entrar en estrés reduciendo las conversaciones con el complejo del héroe. Piensan que siempre podrán arreglar las cosas.

Sin embargo, esto no parece correcto y puede sugerir que no confías en las fortalezas de tu pareja. Mientras descubre cómo ayudar a su pareja con el estrés, recuerde que son seres racionales capaces de resolver sus problemas. A menudo entran en estas conversaciones para reducir el estrés porque necesitan alguien con quien hablar.

¿Puedes ser tú con quien hablen?

Confía en que si necesitan tu ayuda en un área, te la pedirán.

7. No menciones los problemas de tu relación

Llegó a un estrés al reducir la conversación para calmarse después de un largo día o semana. Lo último que tu pareja quiere escuchar es que te quejes de lo terrible que es o de lo frustrante que es tu relación.

Hacer esto los hace sentir a la defensiva y las cosas pueden deteriorarse fácilmente a partir de ahí.

Lectura relacionada:  30 problemas y soluciones comunes en las relaciones

8. No descargues tus frustraciones con tu pareja

Cuando empiezas a hablar de algo que te hace sentir mal, es fácil agitarte y empezar a desquitarte con tu pareja. Por muy apasionado que estés con lo que dices, nunca olvides que tu pareja no es la persona o situación responsable de esta frustración.

Así que respétalos y nunca los hagas sentir asustados.

Pareja joven hablando de sus problemas con el psicólogo

9. Nunca te pongas del lado del enemigo

Cuando su pareja se abra y comparta lo que le estresa, no caiga en la tentación de decir que la persona de la que se queja tiene razón (incluso si la tiene).

La idea detrás de una conversación para reducir el estrés es hacer que tu pareja se sienta segura, y tú haces lo contrario cuando le haces sentir que estás tomando partido por el enemigo. Si debes decirles la verdad sobre sus acciones, puedes elegir otro momento para hacerles saber cómo te sientes.

Sin embargo, ésta es una regla de oro. Nunca te pongas del lado del enemigo.

10. Haz esto tan a menudo como puedas.

Es posible que se sorprenda de lo lejos que puede llegar su relación cuando convierte las conversaciones para reducir el estrés en un hábito. Hacer esto a diario puede no ser práctico (porque la vida se interpone en el camino). Sin embargo, sería útil que lo convirtieras en una rutina.

Al menos una vez por semana, reserve tiempo para tener estas conversaciones, ya que son necesarias para su cordura y el éxito de sus relaciones .

Por otra parte, puedes planear hacerlos más emocionantes. A intervalos, puedes llevar a tu pareja a un lugar sorpresa, pedir su mejor comida y tener conversaciones profundas en un lugar hermoso. Esto les servirá como una vía para apreciar mejor el esfuerzo que estás poniendo en la relación.

Resumen

Las conversaciones para reducir el estrés son vitales para toda relación. Cuando no tienes una vía para dejar de lado tus frustraciones, es sólo cuestión de tiempo antes de que estas frustraciones comiencen a infiltrarse en tu relación.

Este artículo le ha mostrado las pautas para tener conversaciones efectivas para reducir el estrés. Siga los pasos descritos y esté siempre abierto a aprender nuevas estrategias sobre la marcha.

En algún momento, es posible que necesites la ayuda de un experto mientras atraviesas tiempos difíciles en tu relación. No dude en comunicarse con un consejero de pareja cuando surjan problemas más profundos durante estas conversaciones para reducir el estrés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *