¿Cuál es la diferencia entre envidia y celos?

mujer molesta

Los celos versus la envidia limitan con las emociones humanas que ocurren en nuestras relaciones con diferentes personas. La pregunta es, ¿son lo mismo la envidia y los celos? Si no, ¿cuál es la diferencia entre celos y envidia? Obtenga más información en este artículo a medida que profundizamos en la envidia y los celos en una relación y cómo lidiar con ellos.

¿Qué significa tener celos?

Algunas palabras pueden usarse indistintamente sin obstruir sus significados, pero existe una clara diferencia entre celos y envidia. Los celos son un sentimiento de resentimiento cuando algo, generalmente una relación que aprecias y aprecias, se ve amenazado por una tercera persona.

También se refiere al miedo y la inseguridad cuando existe una amenaza real o percibida de que alguien tenga tu posesión. Para definir los celos con precisión, debes comprender que están involucrados tres individuos: el amenazado, el amado y el amenazador.

La mayoría de la gente piensa que los celos están ligados sólo a una relación romántica . Esta percepción puede explicar por qué vemos a nuestros socios como ‘nuestra propiedad o posesión’. Sin embargo, los celos pueden ocurrir en otras relaciones.

Por ejemplo, dos amigos pueden pelearse por el tercero cuando perciben que la atención, la cercanía y el amor cambiarán. Además, los celos ocurren en la rivalidad entre hermanos cuando un niño siente la amenaza de perder la devoción de uno de sus padres hacia el otro hermano.

Experimentar celos no convierte a alguien en una persona tóxica, ya que todo el mundo los siente en algún momento de su vida. Significa que valoras tanto a alguien o algo que no quieres perderlo. Por ejemplo, a veces puede resultar agradable darse cuenta de que tu pareja te ama y no quiere compartir contigo en una relación romántica.

También es un recordatorio para valorar más la relación. El problema surge cuando no lo abordas a tiempo antes de que se vuelva intenso. Los celos pueden provocar un resentimiento profundamente arraigado y un colapso emocional y afectar negativamente sus relaciones con las personas.

Por ejemplo, los celos irracionales pueden provocar violencia física , abuso, desconfianza y paranoia. Otras emociones asociadas a los celos son:

  • Enojo
  • Asco
  • Sintiendo desconfianza
  • Insuficiencia
  • Infelicidad
  • Amargura
  • Impotencia
  • Culpar
  • Obsesión
  • Abuso verbal
  • Actuando sospechoso
  • Sobreprotección

Además de los síntomas emocionales de los celos, también pueden provocar algunas complicaciones en el cuerpo. Cuando alguien experimenta celos puede suceder lo siguiente:

  • Palpitación
  • Respiración fuerte
  • Dolor en el pecho
  • Dolores de estómago
  • dolores de cabeza
  • Hipertensión
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso
  • Insomnio o patrones de sueño inconsistentes.

¿Cuál es la causa fundamental de los celos?

Siempre hay una causa fundamental de los celos ; no sucede simplemente. Algunas de las razones de los celos son:

  • Baja autoestima
  • Inseguridad
  • Miedo a perder a alguien o algo.
  • Sobreprotección
  • Posesividad

¿Qué significa tener envidia?

¿Qué es la envidia? La envidia está más relacionada con el resentimiento y la admiración que con los celos. Cuando envidias a alguien, lo detestas o lo admiras por tener una posesión o ventaja que desearías tener. Por ejemplo, si envidias a tu amigo por su estilo de vida opulento, lo admiras o lo odias por el estilo de vida que deseas.

Él no te ofendió, pero a veces lo culpas por vivir una vida que debería ser tuya. A veces sientes que no merece ese estilo de vida, por lo que es responsable de la distribución “injusta” de los bienes. ¿Extraño verdad? La gente considera la envidia como extrema y tóxica cuando se trata de celos versus envidia.

La envidia es una de las emociones humanas comunes que vemos todos los días. Pero ¿qué significa exactamente envidiar a alguien?

Sentir envidia hacia otra persona implica que te ves más merecedor de la posesión o ventaja que el envidiado.

Por ejemplo, si envidias a alguien con antecedentes ricos, crees que lo mereces más que esa persona porque trabajas duro o desearías tenerlo. Desafortunadamente, la vida no funciona así. Debes saber cómo lidiar con la envidia antes de que degenere hasta el extremo.

Un hecho sobre la envidia es que estás más inclinado a dirigirla hacia alguien con quien también tienes ciertas similitudes. Por ejemplo, es más probable que envidies a un hermano o a un amigo por vivir una vida determinada que a un extraño. La gente envidia a los extraños que no tienen nada en común por ciertas ventajas.

Para ponerlo en perspectiva, es probable que el hijo de un hombre rico sea envidiado por sus demás compañeros de clase. Del mismo modo, a veces la gente envidia a las celebridades, a las personas inteligentes y reflexivas.

A veces, cuando una persona adinerada experimenta una pérdida, algunos pueden sentirse inconscientemente encantados. Semejante sentimiento es tóxico y muy indeseable . Debes controlar tus emociones al culpar o criticar a las personas.

Mientras tanto, puedes envidiar a alguien por una ventaja que no puedes obtener.

A pesar de la típica naturaleza tóxica de sentir envidia , los investigadores y académicos lo han categorizado en dos: envidia benigna y maliciosa. Cuando exhibes una envidia benigna, te concentras en la ventaja percibida. Por el contrario, la envidia maliciosa se refiere al regalo o posesión de la envidia.

La envidia benigna tiene una ventaja sobre la maliciosa porque tiende a empujar a todos a trabajar para lograr la ventaja envidiada. Sin embargo, por más loable que sea la envidia benigna, puede conducir a una competencia malsana. Otro tema digno de explorar es la causa de la envidia. ¿Qué causa la envidia?

La envidia ocurre cuando te comparas con otra persona y te sientes inferior. Surge de un deseo humano básico: querer lo que otros tienen. Algunos de estos incluyen habilidades, capacidades, riqueza y éxito.

Sentir envidia es una emoción humana natural que tiende a aflorar cuando nos relacionamos con los demás. Sin embargo, puede provocar resentimientos innecesarios hacia los demás y el desarrollo de emociones negativas. Puede provocar que las relaciones se pudran y que surjan conflictos entre las personas. Algunas de las causas comunes de la envidia son las siguientes:

1. dinero

El dinero es una de las principales causas de envidia y, a veces, determina su estatus en la sociedad. Una brecha sustancial en la situación financiera entre amigos y familiares podría generar envidia.

Si alguien tiene suficiente dinero y le sobra mientras otra persona no tiene suficiente, esto puede afectar su relación.

Lectura relacionada:  ¿Cómo afecta el dinero a las relaciones? 3 consejos para los conflictos monetarios

2. Estado de fertilidad

La fertilidad es una causa común de envidia entre las mujeres en edad fértil. Una mujer que ha estado intentando concebir durante años puede sentir envidia de una persona joven que no quiere tener un hijo o que no se esforzó mucho por concebir.

3. Estado civil

Si tiene dificultades para encontrar una pareja romántica , la apariencia “perfecta” de su amigo o de otra persona puede desencadenar en usted profundos sentimientos de envidia. Si los envidiados parecen tenerlo fácil o no apreciarlo, es posible que te resientas más por su falta de gratitud .

4. Atributos físicos

La belleza, el peso y la estatura entran en juego cuando se habla de atributos físicos. Esta envidia suele ocurrirle a personas de entre 20 y 30 años, cuando se pone un enorme énfasis en el atractivo.

Pero también puede emanar de otro grupo de edades. Las personas con baja autoestima suelen ser receptoras de sentimientos de envidia por la belleza física. Piensan que los demás tienen suerte de ser altos, delgados, hermosos, etc.

5. Éxito

La envidia del éxito es típica en los lugares de trabajo, escuelas y centros de formación. Cuando un compañero de trabajo tiene más éxito que usted, es probable que provoque enojo y resentimiento . En este caso, tenemos envidia benigna porque puede motivarnos a trabajar más duro para llegar a ese nivel o más.

mujer molesta frustrada

¿Cuál es la diferencia entre la envidia y los celos?

¿Cuál es la diferencia entre la envidia y los celos en una relación? ¿Qué ocurre más en una relación, la envidia o los celos?

Los celos involucran a tres personas, mientras que la envidia es una situación de dos personas. Cuando envidias a alguien es porque te falta algo que él tiene. Sin embargo, los celos son una reacción ante la amenaza real o supuesta de perder algo o a alguien.

La envidia y los celos a veces se usan indistintamente por muchas razones. Cuando las personas se sienten celosas, pueden describir una situación envidiosa.

Por ejemplo, la afirmación ‘Le tengo envidia’ puede malinterpretarse si no se proporciona ningún contexto. Sin embargo, “me siento celoso cada vez que veo a mi novia con ese chico alto” es más exacto.

Sin embargo, la envidia y los celos son dos palabras entrelazadas. La envidia únicamente emana más de la comparación con otra persona debido a determinadas cualidades, habilidades o habilidades. En los celos, no te comparas al principio, pero puedes sentir la necesidad más adelante, cuando la amenaza no desaparece.

Suponga que su pareja pasa mucho tiempo con su amiga. En ese caso, puedes empezar a sentirte inseguro y pensar que la otra persona tiene un atractivo físico particular , que crees que tu pareja desea.

Esta persona inicialmente se siente celosa en esta situación, pero se convierte en envidia ya que no se aborda.

Sin embargo, las pocas similitudes entre los celos y la envidia no los hacen iguales. En la envidia, te concentras en tu inferioridad en comparación con otro. Por el contrario, los celos sólo traen resentimiento hacia otra persona porque sientes que está a punto de quitarte lo que es tuyo.

Además, podemos categorizar los celos como una reacción racional ante algo. Proteger su “posesión” es natural cuando cree que alguien quiere quitársela. Por otro lado, la envidia es una reacción emocional irracional hacia otra persona.

Alguien de un hogar acomodado no tiene la culpa de su estatus. Esto se debe a que el envidioso no es responsable de tener la ventaja que desea. Sin embargo, la envidia puede ser racional en algunas ocasiones.

Por ejemplo, si ha estado analizando un contrato que su amigo sabía y luego descubre que obtuvo el contrato por medios dudosos, su envidia es racional.

Entonces, ¿la envidia y los celos son lo mismo? Hasta cierto punto, la envidia y los celos son lo mismo. La reacción ante los celos o la envidia es el resentimiento y la ira.

Lectura relacionada:  ¿Son los celos saludables en una relación?

¿Qué causa los celos y la envidia?

Algunas de las causas de los celos y la envidia son:

  • Baja autoestima
  • La necesidad de comparar
  • Inseguridad
  • falta de contentamiento
  • Sentir posesión sobre los demás

¿La envidia o los celos destruyen las relaciones?

Sí. La envidia o los celos pueden afectar negativamente tu relación con las personas cuando no te diriges a ellos a tiempo. Nuevamente, todo el mundo siente envidia y celos en algún momento de su vida. Es natural que una pareja romántica muestre preocupación por la naturaleza o presencia autoritaria de un tercero.

La forma correcta será comunicar sus sentimientos a su cónyuge . Pero cuando empiezas a volverte abusivo y físicamente peligroso para tu pareja o la tercera persona. De manera similar, a veces nos enojamos porque nos falta algo que otra persona tiene.

La sabiduría reside en la aceptación y la gratitud. Sepa que las personas nunca podrán volver a ser las mismas y que hay poco o nada que pueda hacer al respecto.

Odiar a la gente o mostrar su descontento por su ventaja destruirá su relación . Además, podría impedirle acceder a algunas oportunidades en el futuro.

¿Cómo gestionar la envidia y los celos en tu relación?

Como estamos de acuerdo en que la envidia y los celos seguirán apareciendo en las relaciones, lo mejor es saber gestionarlos adecuadamente. Los siguientes consejos le mostrarán cómo lidiar con la envidia y los celos en las relaciones:

1. Examina tus sentimientos

El primer paso para gestionar la envidia y los celos es volver sobre el mismo paso atrás. Descubra por qué se siente como se siente.

  • ¿La nueva relación de tu amigo te causa celos porque no has experimentado una buena relación ?
  • ¿Tu pareja te da celos cuando pasa mucho tiempo con otra persona? ¿Será que tienes miedo de que te engañen debido a tu experiencia?
  • ¿Envidias a tu amiga por su delgada estatura?
  • ¿El ascenso de tu compañero de trabajo te hace sentir envidia porque crees que eres más trabajador?

Independientemente del motivo de tus celos o envidia, llegar a la raíz del problema puede ayudarte a saber cómo solucionarlo. Por ejemplo, lo mejor es comunicar tus sentimientos a tu pareja.

Puede postularse a otro lugar de trabajo si cree que no se le valora en su lugar de trabajo actual. Además, puede hablar con su empleador sobre por qué ascienden a su compañero de trabajo antes que a usted.

Lectura relacionada:  15 formas de ayudar a tu pareja a comprender cómo te sientes

2. Habla

Otra forma de lidiar con los celos es expresar su preocupación. Es posible que tu pareja no sea consciente de que sus acciones te afectan emocionalmente. Elija un momento perfecto para conversar y dígale a su pareja cómo se siente sin pelos en la lengua.

Siempre que te sientas nervioso al hablar del tema de los celos, recuerda que es una reacción humana normal.

Puede aprovechar la oportunidad para discutir el establecimiento de límites en la relación , sus necesidades y expectativas. Una conversación tan significativa está orientada a una relación sana.

pareja infeliz

3. Pide ayuda

En lugar de envidiar a alguien por una ventaja o posesión que deseas, lo mejor es pedir ayuda. Por ejemplo, si envidias a alguien por sus riquezas, debes preguntarte cómo puedes llegar a tener éxito como esa persona.

Tu resentimiento debe estar orientado a mejorar o conseguir lo que quieres, no a una persona inocente. Incluso si tu envidia es racional, concentrarte en adquirir la posesión será más satisfactorio.

4. Practica la gratitud y la aceptación

Provenir de una familia adinerada puede revelar años de arduo trabajo y resiliencia por parte de los antiguos miembros de la familia.

Envidiar a una persona así es injusto cuando simplemente tiene “suerte” de encontrarse en esa familia. A veces, practicar la gratitud y aceptar que no puedes controlar cómo funcionan las cosas es lo mejor que puedes hacer por ti mismo.

En cambio, lo que debes hacer es mirar tu vida y apreciar las cosas buenas que tienes. Si envidias la relación romántica de tu amigo, recuerda que tienes familiares que te aman. Además, la gratitud te ayudará a aliviar el estrés y a ser feliz.

5. Adopte la atención plena y la meditación

Las técnicas de atención plena y meditación te enseñan a ser consciente. La meditación calma tu mente para concentrarte en una cosa a la vez.

Le ayuda a prestar atención a sus pensamientos y sentimientos a medida que surgen sin juzgarlos. Por otro lado, el mindfulness te hace más consciente de algunas cosas y de tu entorno.

Cuando lo haces bien, notas cuando empiezas a sentir envidia o celos. Además, se pueden contar acontecimientos que ocurren ante un sentimiento concreto.

De esa manera, podrás abordar el problema lo antes posible. Además, también aceptas tus sentimientos de celos y envidia como respuestas emocionales normales mientras te concentras en ser mejor.

Aprenda a practicar la atención plena en este breve vídeo:

6. Recuerda tus valores

Respecto a los celos versus la envidia, siempre parece surgir la baja autoestima . Los celos te hacen sentir miedo de que alguien se apodere de ti. Por el contrario, la envidia te hace resentir a otra persona por tener lo que quieres.

En ambos escenarios, te sientes inseguro, incompleto e indigno. Si echas un segundo vistazo a tu vida, te darás cuenta de que tienes suficiente. Siempre que sientas envidia de otra persona, haz lo siguiente:

  • Recuerda las cosas que te hacen feliz.
  • Participa más en actividades que disfrutes.
  • Acércate a las personas que te aman y aprecian.
  • Centrarse en el autocuidado .
  • Recuerde las cosas que valora en su relación.
  • Concéntrese en mejorar y no se distraiga con el progreso de los demás.
  • Recuerda siempre que no tienes control sobre las cosas.

7. Habla con un terapeuta

Si no sabes cómo lidiar con la envidia o los celos, lo mejor es hablar con un terapeuta profesional . Los terapeutas están capacitados para escuchar los pensamientos más incómodos sin criticarte ni juzgarte.

Más que nadie, entienden que sus sentimientos son respuestas emocionales normales a los acontecimientos que le rodean. En particular, si nota alguno de los siguientes síntomas, un terapeuta es la mejor persona para reunirse:

  • Un colapso emocional por pensamientos de envidiar a alguien.
  • Pensamientos obsesivos por celos.
  • Pensamientos de daño físico a usted mismo o a otra persona.
  • Deleite por la desgracia de otra persona
  • Pensamientos violentos
  • Acechar a tu pareja o a otra persona por un sentimiento de celos

Comida final para llevar

Celos versus envidia habla de dos respuestas emocionales humanas típicas. Los celos son un sentimiento de resentimiento hacia otra persona debido a una amenaza percibida. Por otro lado, la envidia ocurre cuando sientes resentimiento o admiras a otra persona por tener lo que deseas.

Si bien las dos respuestas son normales, pueden ser peligrosas si no se abordan a tiempo. Afortunadamente, este artículo ha hecho un excelente trabajo ayudándote a unir el vínculo entre los celos y la envidia y cómo lidiar con ellos.

Si alguna vez siente que su envidia o sus celos se están volviendo extremos, hable con un terapeuta lo antes posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *