Diez cosas para discutir con su cónyuge antes de comenzar una remodelación de la casa

Diez cosas para discutir con su cónyuge antes de comenzar una remodelación de la casa

Hay una razón por la cual las renovaciones en el hogar con frecuencia se consideran uno de los eventos más estresantes de la vida. Teniendo en cuenta el costo, las interrupciones, las decisiones y los cambios, no es de extrañar que causen estrés.

Gran parte del estrés proviene de la presión que crea sobre la relación y la dinámica familiar, especialmente entre los cónyuges. Durante una renovación, puede resultar difícil para los cónyuges acordarse de tomar decisiones conjuntas y actuar como un equipo. Esto no sólo puede generar desacuerdos, sino que también puede generar confusión y más trabajo y costos para su contratista general.

A continuación se detallan las diez consideraciones principales que requieren un acuerdo con su cónyuge (o pareja) antes de embarcarse en la renovación de una casa:

1. Establece un presupuesto

Uno de los principales factores de estrés resultantes de los proyectos de construcción es el “gasto”. Especialmente entre las parejas que están presupuestando un estilo de vida más allá de la renovación, el costo es un elemento clave que debe llegar a un acuerdo con su pareja antes de comenzar el proyecto.

Debe acordar un presupuesto y cómo lo financiará (por ejemplo, ahorros, préstamos, tarjetas de crédito, etc.).

No sólo es importante acordar un presupuesto, sino que también es importante decidir quién realizará el seguimiento de este presupuesto durante todo el proyecto.

Cuando decidas tu presupuesto asegúrate de comprobar qué cubre tu seguro de vivienda , si tienes uno.

2. Establece un horario

La determinación del cronograma del proyecto a menudo se deja a discreción del contratista general… esto puede ser un error. Las parejas primero deben discutir cuánto tiempo se sentirán cómodos viviendo en un estado de cambio y desorden.

Si el período de tiempo acordado no coincide con el cronograma del contratista, considere cancelar o posponer el trabajo hasta que se alinee.

3. Averigua dónde vivir

A menudo las parejas suponen que pueden continuar con sus rutinas durante el transcurso de la construcción, pero rara vez es así. Uno de los mayores impactos de un proyecto puede ser el uso de la vivienda.

Al principio del proceso, es imperativo que las parejas decidan (con el asesoramiento de un profesional) si la casa se puede ocupar durante la construcción. En caso contrario, determine un plan de reubicación.

¿Alquilarás un apartamento, te mudarás con tus suegros o te tomarás unas vacaciones prolongadas?

Las parejas necesitan tener un plan. Esto evita decisiones de último minuto sobre adónde ir que podrían dejar a uno de los cónyuges amargado o resentido (¡piense en tres meses inesperados con su suegra!).

4. Identificar las interrupciones debidas al proyecto.

En la mayoría de los casos, en la construcción hay que renunciar a algo. Ya sea menos café para ahorrar dinero o duchas calientes solo después de las 8 p.m. debido a cortes de agua, normalmente una renovación de una casa cambiará algo en la vida cotidiana de los propietarios.

Una pareja debe discutir y ponerse de acuerdo sobre estas interrupciones y con qué se sienten cómodos.

Es imperativo que una pareja trabaje con su contratista general o gerente de proyecto para validar la lista y las suposiciones. Luego, la pareja puede decidir si pueden tolerar o no los impactos previstos del proyecto.

5. Acordar la contratación del contratista

Acordar la contratación del contratistaContratar al contratista adecuado es una de las decisiones principales que se toman en un proyecto de construcción. Es importante que las parejas tomen esta decisión juntas. Piense en otras compras importantes (casa, automóvil, electrodomésticos); normalmente las parejas las hacen juntas y discuten las opciones; La contratación de su contratista debe abordarse de manera similar.

Además, discutir esta decisión puede ayudar a identificar preguntas o inquietudes al principio del proceso y potencialmente permitir una resolución antes del inicio de la construcción.

6. Conozca el momento de las decisiones

Que se apresuren a tomar decisiones no es un buen augurio para una relación. En un proyecto de construcción, existen innumerables decisiones que tendrán resultados duraderos (por ejemplo, colores de pintura, tipos de pisos, selección de piedra, etc.).

Las parejas pueden evitar apresurarse en estas decisiones (o peor aún, que uno de los miembros de la pareja tome una decisión deshonesta) planificando plazos con anticipación.

Las parejas deben trabajar con su contratista o gerente de proyecto para desarrollar un cronograma que contenga acciones y tareas para el propietario.

7. Identifique los objetivos de su proyecto

Tener un objetivo común para un proyecto ayuda a garantizar que las parejas evalúen el éxito con parámetros similares.

¿Su objetivo principal es lograr una determinada calidad, cumplir un plazo determinado y mantenerse dentro de un presupuesto determinado?

Todo puede ser importante, pero identificar el objetivo final de su proyecto ayudará a garantizar que las parejas vean los resultados desde la misma perspectiva. Al hacerlo, las parejas evitan escenarios en los que uno de los miembros de la pareja está satisfecho y el otro está descontento por la forma en que se realizó el proyecto.

8. Saber evaluar el desempeño

Puede parecer sencillo, pero al igual que identificar metas, una pareja debe acordar desde el principio cómo evaluarán el éxito. Esto puede ayudar a garantizar que ambas personas observen el progreso desde la misma perspectiva en lugar de tener perspectivas contrastantes sobre el desempeño del contratista.

Considere la posibilidad de recurrir a un profesional de gestión de proyectos para identificar hitos y criterios de desempeño si no está seguro de cómo realizar este paso.

9. Aclare las limitaciones de su alcance.

Establecer limitaciones en su proyecto desde el principio puede evitar cambios en el alcance y posibles desacuerdos entre una pareja. No permita que la remodelación de su cocina conduzca accidentalmente a una renovación completa de la casa si no es su intención.

Hablar con antelación sobre las limitaciones de su trabajo planificado le ayudará a usted y a su cónyuge a mantenerse alineados en caso de que surjan preguntas o tentaciones para ampliar el trabajo.

10. Seleccione el ‘gerente’ principal del proyecto.

Mantener un frente unificado puede ayudar a evitar muchas de las complicaciones y problemas de comunicación en una renovación.

Para las parejas, un factor para ayudar a mantener una comunicación clara es acordar quién será la persona principal que supervisará el proyecto y el contratista.

Ya sea usted, su cónyuge o un profesional de gestión de proyectos, tener un único punto de comunicación e instrucciones para el contratista ayudará a evitar conflictos, retrasos, instrucciones perdidas, etc.

Todo se reduce a la comunicación.

La comunicación abierta y el diálogo son factores comunes para mantener una relación sana con su cónyuge en un proyecto de construcción. Además, es importante reconocer cuándo usted y su cónyuge necesitan ayuda y orientación profesional para el proyecto.

Renovarse con una pareja puede resultar estresante, especialmente si no sabes en qué te estás metiendo. Afortunadamente, con la preparación adecuada, convertir una casa en la casa de sus sueños familiar puede ser una experiencia placentera o incluso divertida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *