20 hábitos sexuales que pueden dañar y ayudar a tu vida sexual

Triste pareja sentada en su dormitorio Problema sexual Concepto de vida

La intimidad es una parte importante de una relación. Naturalmente, debes asegurarte de crear hábitos sexuales saludables que mejoren tu experiencia juntos.

No sólo es divertido tener intimidad juntos, sino que las investigaciones muestran que la vida sexual activa, especialmente los casos que resultan en orgasmo, desencadena la liberación de la hormona oxitocina.

La oxitocina promueve los vínculos, alivia el estrés y mejora el estado de ánimo, entre muchos otros beneficios positivos.

Este artículo profundiza en 10 hábitos para mejorar tu rendimiento sexual y arroja luz sobre 10 hábitos que pueden hundir tu vida sexual.

¿Cómo puedo estar sexualmente sano?

La salud sexual comienza fuera del dormitorio.

Crear hábitos sexuales significa que estás trabajando en ti mismo mental, física y emocionalmente.

Comience su viaje hacia grandes hábitos sexuales educándose.

No siempre es fácil hablar de temas sexuales con tu pareja, especialmente si estás lidiando con abusos pasados, disfunción eréctil u otros problemas graves.

Nuestro sitio web presenta muchos artículos informativos sobre temas sexuales y cómo hablar de ellos con su pareja. También hay muchos libros de autoayuda disponibles para ayudarle a educarse sobre la sexualidad.

Ser sexualmente saludable está a tu alcance. Continúe leyendo para conocer 20 pros y contras de lo que contribuye a un estilo de vida sexual increíble.

Lectura relacionada:  Por qué es importante la comunicación sexual

10 hábitos para potenciar tu rendimiento sexual

Una hermosa joven pareja apasionada en la cama

Si quieres mejorar tu tiempo a solas con tu pareja pero no estás seguro de por dónde empezar, comienza con esta lista de 10 hábitos que mejorarán tu vida sexual.

1. Comunicación sexual

La comunicación es la clave para una buena relación y conversar sobre tu vida sexual no es una excepción .

El Journal of Marital and Family Therapy examinó a 142 parejas y descubrió que aquellas que tenían habilidades de comunicación positivas sobre todo lo sexy daban como resultado una mayor frecuencia de orgasmos en las mujeres.

La comunicación sexual también condujo a una mayor satisfacción sexual y de relación para ambos socios.

2. Hacer ejercicio con regularidad

Uno de los mejores hábitos sexuales que puedes crear es el ejercicio regular.

El ejercicio es excelente para mejorar el desempeño sexual porque ayuda a aumentar la resistencia. Esto no sólo le facilitará el desempeño, sino que también mejorará su estado de ánimo y su confianza.

Mientras haces ejercicio, tu cuerpo libera endorfinas que mejoran el estado de ánimo y te hacen sentir bien.

Ponerse en forma y sentirse más fuerte también puede ayudar a mejorar la confianza en uno mismo. Cuanto más seguro te sientas en la vida, más salvaje y libre te sentirás mientras exploras a tu pareja en el dormitorio.

El ejercicio también reduce el estrés, lo que puede contribuir a una mejor experiencia sexual.

3. Date tiempo

El tiempo es el enemigo del buen sexo.

Si vas a una sesión de amor con tu pareja pensando: “Sólo tenemos XX minutos. ¡Hagamos esto! te sentirás apurado. Sentir que hay un cronómetro sonando mientras tienes intimidad puede generar estrés innecesario en la experiencia.

Uno de los mejores consejos para una mejor vida sexual es darse el tiempo suficiente para disfrutar de la experiencia . El tiempo te permitirá conectarte con tu pareja y vivir el momento.

4. Usar ayudas sexuales

Los complementos sexuales como lubricantes y juguetes no deberían ser tabú.

Una investigación del Centro para la Promoción de la Salud Sexual de la Universidad de Indiana encontró que al 69% de los estadounidenses les resulta más fácil excitarse cuando usan un lubricante . El mismo estudio continúa diciendo que a la mitad de los participantes les resultó más fácil llegar al orgasmo cuando usaban lubricante.

Ampliar tu caja de juguetes sexuales es una excelente manera de explorar tus fantasías como pareja y mejorar tu vida sexual.

5. Elige los alimentos adecuados

Si alguna vez te has encontrado buscando en Google “alimentos para una mejor vida sexual” o “buenos alimentos para una vida sexual”, entonces estás en el camino correcto. Los alimentos que introduces en tu cuerpo pueden tener un efecto positivo en tu vida sexual.

Una buena regla general es que cualquier alimento que sea bueno para el corazón y el sistema circulatorio será excelente para la salud sexual.

Para un corazón sano, la Asociación Estadounidense del Corazón recomienda comer:

  • cereales integrales
  • Proteína magra
  • Nueces
  • frutas y verduras, y
  • Productos lácteos bajos en grasa

También hay algo que decir sobre los alimentos que aumentan el deseo sexual y la salud, como por ejemplo:

  • Se dice que las nueces mejoran la calidad del esperma
  • Se dice que los aguacates reducen la disfunción eréctil
  • Frutas tropicales, que pueden mejorar el olor de la eyaculación.
  • Alimentos con alto contenido de testosterona y zinc que aumentan la libido, como ostras y aves.

La buena alimentación puede ayudar a aumentar la resistencia sexual y mejorar su salud general.

6. Prueba cosas nuevas

No tengas miedo de salir de tu rutina sexual y formar nuevos hábitos sexuales.

Explora fantasías o crea un evento sexy buscando nuevas posiciones para la penetración y los juegos previos con tu pareja.

Probar nuevas posiciones agregará variedad a tu vida sexual y hará que las cosas entre las sábanas sean más interesantes.

7. Intimidad emocional fuera del dormitorio

La intimidad emocional se construye cuando pasas tiempo de calidad con tu cónyuge.

Ser vulnerable con tu pareja aumentará la intimidad emocional y aumentará el amor, la confianza y la empatía en tu relación.

Otra forma de aumentar la intimidad emocional fuera del dormitorio es mediante el contacto no sexual, que puede tener un gran impacto en su vida sexual.

Una investigación publicada por The American Journal of Family Therapy muestra que se ha demostrado que el afecto físico, como acariciarse, darse masajes, abrazarse y tomarse de la mano, aumenta la satisfacción de la pareja.

8. Hacer ejercicios de Kegel

Una de las cosas que aumentan el deseo sexual y la resistencia es hacer ejercicios de Kegel.

Al desarrollar fuerza en los músculos de Kegel, mejora el control sobre los músculos del suelo pélvico.

Esto ayuda a generar orgasmos más intensos, desarrolla el tono muscular en la vagina y permite que se estire durante las relaciones sexuales.

Apretar el músculo Kegel durante el sexo con penetración también es bueno para su cónyuge, ya que añade una sensación extra a la experiencia.

Mira también: Cómo hacer tus Kegels para mejorar tu resistencia y control.

9. Tener una cita nocturna habitual

El National Marriage Project publicó una extensa investigación sobre los beneficios de una cita nocturna. Sus hallazgos revelan que las parejas que salen juntas regularmente tienen mayores niveles de excitación, satisfacción sexual y pasión en su relación.

10. Hacer del amor propio una prioridad

Una de las formas sorprendentes de aumentar la libido y mejorar tu vida sexual es a través del amor propio.

El amor propio es el acto de apreciar tu cuerpo y todo lo que puede hacer por ti.

Tomarse un tiempo para usted puede ayudar a fomentar el amor propio. Puedes hacer esto mediante:

  • Tomando un baño relajante
  • Meditando
  • hacer ejercicio
  • Escuchar podcasts inspiradores
  • Llevar un diario

Practica la aceptación del cuerpo reconociendo todo lo que tu cuerpo ha hecho por ti en lugar de señalar los defectos percibidos.

A medida que aprendas a amarte y aceptarte a ti mismo, te sentirás más seguro y más juguetón en el dormitorio.

Lectura relacionada: ¿  Con qué frecuencia tienen relaciones sexuales las parejas casadas?

10 hábitos que pueden dañar tu vida sexual

Concepto de pareja casada infeliz y problemas sexuales

¿Te preguntas por qué tienes una mala vida sexual? A continuación te presentamos 10 hábitos que luchan contra tu buena salud sexual.

1. Falta de interés

Uno de los peores hábitos sexuales que se pueden formar es parecer aburrido en el dormitorio.

Es normal que la mente divague cuando estás estresado o agotado, pero la falta de interés o entusiasmo al hacer el amor puede arruinar la experiencia.

Su pareja podrá darse cuenta si usted no está involucrado en su sesión y puede hacerlo sentir cohibido o herir sus sentimientos.

2. Estrés excesivo

El estrés es el enemigo de una buena vida sexual.

El Journal of Sexual Medicine descubrió que el estrés crónico puede tener un efecto negativo en la reproducción y la excitación sexual.

El estudio continúa revelando que, si bien las mujeres ansiosas pudieron excitarse psicológicamente, también experimentaron más distracciones que las alejaron de la excitación. El grupo de mujeres con alto estrés también informó una disminución de la excitación sexual genital en general.

3. Comer en exceso

Comer en exceso y elegir alimentos cargados de azúcares y carbohidratos refinados puede hacerte sentir lento y no servirá de mucho si buscas aumentar la resistencia sexual.

Si desea desarrollar hábitos sexuales saludables, opte por alimentos que le hagan sentir lleno de energía y bien con su cuerpo.

4. Sin juegos previos

Los juegos previos consisten en tomarse su tiempo y encontrar algo que excite a su pareja. Los juegos previos aportan pasión e intimidad al sexo.

Para algunas mujeres, los juegos previos son la clave para alcanzar el orgasmo durante una experiencia sexual.

Cuando faltan los juegos previos, tu pareja puede sentir que tienes prisa o que solo buscas tu propio placer.

Si buscas desarrollar resistencia sexual, haz de los juegos previos una parte regular de tu forma de hacer el amor.

5. Mala comunicación

El Journal of Couples Family Psychology informa que es posible que las parejas no se comuniquen sobre conflictos sexuales como lo harían con otros temas importantes como las finanzas o la crianza de los hijos.

Hablar sobre sus deseos, límites y sentirse lo suficientemente cómodo como para decirle a su pareja que deje o cambie lo que está haciendo contribuirá a una relación sexual saludable.

6. Beber demasiado

Al igual que comer en exceso, beber en exceso puede hacer que te sientas menos excitado.

Beber demasiado puede causar:

  • Somnolencia
  • Dolor de barriga
  • Vómitos
  • dolores de cabeza
  • Pensamiento/visión/audición distorsionados
  • Habla arrastrada

Estas no son exactamente cualidades que los pondrán de buen humor a usted y a su pareja.

Beber también puede hacer que te sientas juguetón pero incapaz de rendir. Los estudios demuestran que el abuso de alcohol puede provocar eyaculación precoz, disfunción eréctil y disminución de la libido.

7. No respetar límites

Los límites son una parte saludable de una vida sexual increíble.

Tener la mente abierta es una gran cualidad para tener en el dormitorio, especialmente cuando se exploran fantasías, pero si tu pareja tiene límites, no los cruces.

Nunca querrás hacer nada que haga sentir mal a tu pareja, incluido intentar hacerla sentir culpable por un acto con el que se siente incómoda.

El sexo es más satisfactorio cuando dos miembros de la pareja dan su consentimiento , confían el uno en el otro y respetan los límites personales .

8. Malas elecciones dietéticas

La comida es un beneficio asombroso para el ser humano. Tenemos una asombrosa variedad de alimentos saludables de todo el mundo para elegir, entonces, ¿por qué los que son malos para nosotros siempre parecen los más atractivos?

Los alimentos que disminuyen la libido incluyen:

  • Comida frita
  • Queso
  • alcohol excesivo
  • Copos de maíz
  • carnes rojas grasas

Si quieres tener una vida sexual saludable, opta por alimentos frescos como frutas, verduras y carnes magras . Manténgase alejado de los alimentos grasos y procesados ​​que lo dejarán agotado.

9. No ser creativo

Uno de los hábitos sexuales más divertidos de las parejas casadas es mantener la creatividad.

Aburrirse en el dormitorio es lo último que desea, pero cuando falta creatividad sexual, sus consejos sexuales duraderos se irán por la ventana.

Ser inventivo con su cónyuge es una excelente manera de vincularse y mejorar la sexualidad en general.

10. Estar pegado a tu teléfono

Una encuesta de SureCall sobre hábitos de uso del teléfono móvil revela que el 10% de los usuarios de teléfonos revisan sus teléfonos durante las relaciones sexuales . De estos usuarios, el 43% admitió hacerlo hasta 10 veces al año.

Revisar tu teléfono mientras te pones juguetón con tu pareja es el mal momento para sentir curiosidad por tus mensajes de texto.

No dejes que tu teléfono celular te distraiga de tener o mantener intimidad con tu pareja . Pon tus teléfonos en silencio y tíralos en la mesa de noche hasta que termine tu juego.

Pruebe también: ¿  Cuánto te gustan los juguetes sexuales?

Conclusión

La educación es una parte importante para crear una excelente vida sexual.

Cuanto más sepas sobre tu cuerpo y tus límites, más mejorarás el poder sexual en el dormitorio.

La salud sexual y la salud física van juntas. Necesitas una buena dieta y una rutina de ejercicios para mantener la resistencia en el dormitorio.

Desterrar los malos hábitos como fumar, beber en exceso y comer en exceso. Estos pueden agotar su resistencia sexual y hacer que la intimidad se sienta incómoda.

Busque alimentos que maten su deseo sexual y evítelos como si fueran una plaga. En su lugar, opte por alimentos que le ayuden sexualmente, como la remolacha, las proteínas y los alimentos ricos en potasio.

La intimidad emocional y las citas nocturnas regulares contribuirán a una química sexual más fuerte con su pareja y mejorarán la satisfacción de la relación.

Haz del amor propio una prioridad. La confianza que obtienes al tomarte un tiempo para ti te hará sentir segura y sexy.

La salud sexual no es un término único para todos. Diviértase explorando sus preferencias sexuales con su pareja, desarrolle hábitos sexuales saludables y decida qué funciona para ustedes como pareja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *