5 lecciones sobre el matrimonio que enseña el divorcio

Lecciones sobre el matrimonio que enseña el divorcioLos momentos más oscuros de tu vida son cuando aprendes las lecciones más importantes. El cambio y la pérdida son dos de los maestros más poderosos de la vida. Puede suceder cuando pasa por un cambio inesperado.

Pero suceden ciertas cosas que están fuera de tu control. En esos momentos, debes dejar de resistirte al cambio y mirar qué puedes aprender de la experiencia.

Estas palabras no podrían ser más ciertas en caso de separación o divorcio. No importa en qué etapa de la etapa de separación de su pareja se encuentre, este proceso puede hacer que se sienta destrozado y vulnerable.

Pero una vez que la nube oscura se haya disipado, podrá abrir los ojos a las valiosas lecciones que aprendió.

Estas son algunas de las lecciones en las que debes concentrarte, en lugar de insistir en el dolor o negarlo.

Lección 1: La felicidad es algo personal

Cuando contraes matrimonio, se te enseña a mirar las cosas conyugalmente. Compartes casi todo, cosas materiales o de otro tipo, con tu cónyuge. Como resultado, muchas personas casadas asocian su felicidad con su cónyuge. Cuando ocurre un divorcio o una separación, sienten que no pueden volver a ser felices.

Pero la felicidad debe venir de tu interior, no de tu otra mitad. En el momento en que tu cónyuge sale por la puerta, tu capacidad de ser feliz no debería irse con él también.

Tienes que decidir que puedes ser feliz por tu cuenta. Si decide volver a casarse o no, es su elección. Pero primero debes aprender a encontrar la felicidad dentro de ti antes de elegir compartir la felicidad con otra persona nuevamente.

Lección 2: Ambas partes deben hacer que funcione

El matrimonio es algo complejo. Abarca sus vidas, trabajos, salud y otros factores que impactan directa o indirectamente su matrimonio. Por eso el matrimonio debe ser un trabajo en constante progreso.

Si estás pasando por un divorcio , deja de culparte a ti mismo o a tu excónyuge. Debe comprender que se necesitan ambas partes para que un matrimonio funcione.

Si uno de ustedes no puede comprometerse plenamente a hacer que un matrimonio funcione, no lo hará. Requiere la misma cantidad de esfuerzo de ambas partes. Por más perturbador que sea, no puedes asumir la carga que se supone que debe llevar tu cónyuge.

Esta es una lección importante que debes llevar contigo antes de entablar una nueva relación. La otra persona debe estar dispuesta a dar tanto como recibe de la relación.

Lección 3: No debes perderte para hacer feliz a tu cónyuge

El divorcio duele . Pero lo que más duele es darte cuenta de que perdiste tu sentido de identidad personal en un esfuerzo por mantener feliz a tu cónyuge. Muchas personas casadas son culpables de esto.

Pero antes de pasar a una nueva relación, debes darte cuenta de algo importante: no tienes que perderte.

Esto se relaciona con la lección número uno de esta lista. Necesitas estar pleno y feliz por tu cuenta antes de poder ser feliz con tu cónyuge. Asegúrate de aprovechar el tiempo de separación de tu cónyuge para encontrarte a ti mismo y volver a estar completo.

No debes perderte para hacer feliz a tu cónyuge

Lección 4: Aprende a valorar el presente

Incluso cuando el divorcio duele, es importante aprender a apreciar las cosas buenas que compartieron juntos. Cuanto más te concentres en lo positivo, antes podrás volver a ser feliz. Una forma de hacerlo es aprender a valorar el presente.

El divorcio te enseña a apreciar el valor del presente. Si tienes hijos, aprovecha ese tiempo para estar con ellos. Si no tienes hijos, pasa tiempo con tus amigos o familiares. Durante ese tiempo, vive el momento. No te detengas en el divorcio.

Esta es una lección importante que debes llevar contigo sin importar cuál sea tu próximo paso en la vida. Tienes que darte cuenta de que el divorcio ya quedó atrás.

Tienes que aprender a valorar lo que tienes en este momento porque te lo pueden quitar fácilmente.

Mire también: Las 7 razones más comunes para el divorcio

Lección 5: Aprenda a establecer límites

Las enseñanzas sobre el matrimonio siempre enfatizarán la necesidad del altruismo. Debes estar dispuesto a sacrificar una parte de quién eres para mantener felices a tus seres queridos. Se le enseña a anteponer el bienestar de su cónyuge a usted. Pero también debes darte cuenta de que existen ciertos límites para esto.

Necesita identificar y establecer sus límites personales.

Tan pronto como la otra persona cruza ese límite, debes reconsiderarlo. ¿Vale la pena tu bienestar emocional y mental? ¿Es esto lo que constituye un matrimonio feliz? Si la respuesta es no, debes aprender a dejarlo ir. Si sigues aguantando, no le hará ningún bien a nadie, especialmente por el bien de tu propia salud.

Todas las formas de separación y divorcio son dolorosas, sin importar cuál sea la causa de la separación . Contrajeron ese matrimonio con la esperanza de pasar el resto de sus vidas juntos, pero resultó que la vida tenía otros planes para ustedes.

Sin embargo, no puedes pasar toda tu vida aferrándote a ese dolor. Cuanto antes aprenda estas lecciones, antes podrá volver a encaminarse en la vida. También puedes utilizarlos como herramienta para mejorar tus otras relaciones en la vida, incluida la tuya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *