7 consejos útiles para disfrutar el primer año de crianza

Disfrute el primer año como padre con estos 7 ingeniosos consejosNo importa lo que le digan los libros para padres o lo que escuche de otros padres, su primer año como padre puede ser una verdadera revelación.

Tu vida cambiará por completo: tu cuerpo, tus prioridades y tus relaciones evolucionarán, lo que hace que tu primer año como padre no sólo sea estimulante sino también agotador.

La llegada de un nuevo miembro a la familia es un acontecimiento feliz, pero también puede resultar muy estresante para ambos padres. Su primer año como padre le permite alcanzar muchos de sus propios hitos de desarrollo mientras equilibra los problemas matrimoniales, las presiones laborales y, lo más importante, los horarios de sueño.

Al final del primer año, te darás cuenta de que no importa lo difícil que haya sido este año, la satisfacción de lograr algo muy importante hace que todo valga la pena.

1. Acepta los cambios

Los primeros meses del primer año de crianza serán los más difíciles. Obviamente, su agenda no seguirá siendo la misma y prevalecerá el caos.

Será imposible hacer muchas cosas que solías hacer antes, pero habrá muchas cosas que te serán posibles. Acepta los nuevos cambios y no olvides agradecerte a ti mismo y a tu pareja por gestionar estos cambios junto con tu pequeño paquete de alegría.

2. No te sientas abrumado

No te preocupes si tu casa es un desastre o no tienes energía para preparar la cena. Sólo necesitas relajarte y tratar de no hacerlo todo tú mismo.

Lo más importante es cuidar de ti y de tu bebé.

Otras cosas que pueden ayudarle a mantenerse cuerdo durante los primeros tres meses son: dormir cuando su bebé duerme. Es fundamental que descanses bien para cuidar al bebé y hacer todas las tareas de la casa.

3. Cuida tu salud

Durante el primer año de crianza, cuida tu alimentación porque necesitas energía para afrontar todo el trabajo adicional. Además, madres, necesitáis toda esa nutrición para la lactancia.

No te quedes encerrado en casa. Ve al parque o a la tienda ya que el cambio de escenario te hará maravillas.

Acepte ayuda de familiares, amigos o vecinos. Si quiere cuidar niños, ayudar en la limpieza de la casa u ofrecer comida, diga siempre que sí.

4. Conéctate con otras mamás primerizas

Durante el primer año de crianza, será útil conectarse con otras mamás o papás primerizos, ya que puede resultar muy reconfortante hablar con padres que están pasando por las mismas circunstancias. Es útil saber que no está solo.

Estas tácticas también te ayudarán a combatir los cambios de humor que seguramente vas a experimentar. Aunque este es el momento más feliz y satisfactorio en la vida de los nuevos padres, es normal sentirse ansioso, lloroso y deprimido.

Las investigaciones muestran que la ‘tristeza posparto’, que se debe a la disminución de los niveles de estrógeno, puede afectar al 50% de las mujeres unos días después de dar a luz.

Sin embargo, esta tristeza tiende a desaparecer un mes después del parto, especialmente si amamantas. La lactancia materna ayuda a disminuir los efectos de los cambios hormonales.

5. Instalarse en una rutina normal

Instalarse en una rutina normalCuando el bebé tiene seis meses, muchas mujeres han vuelto a sus trabajos o al menos se aventuran nuevamente en el mundo real yendo al gimnasio y cumpliendo otras obligaciones.

Es fundamental encontrar una guardería decente, especialmente si trabajas a tiempo completo. Una vez que esté satisfecho con su niñera, podrá incorporarse fácilmente a su trabajo comenzando con un horario flexible o más liviano. Sea específico con todos y que, aunque esté dispuesto a hacer todo lo posible, solo estará disponible dentro de un horario determinado.

En este momento no necesita trabajar jornadas más largas ni asumir tareas adicionales para que el tiempo lejos de su bebé no parezca interminable.

Lo más importante es cuidarse, ya que la mayoría de las madres trabajadoras tienden a descuidarse. A menudo comen sobre la marcha, duermen muy poco y rara vez hacen ejercicio. Este estrés puede pasar factura.

Lo mismo se aplica a los nuevos papás.

6. Disfruta de la paternidad

Su bebé tiene ahora seis meses.

Aunque la segunda mitad de su primer año como padre puede ser mucho más tranquila que la primera, es posible que aún le dé vueltas la cabeza con todos los cambios recientes en su vida. Ha llegado el momento de volver al ritmo de las cosas.

Intente volver a conectarse con amigos de quienes no ha tenido noticias últimamente porque mantener estas relaciones especiales puede ayudar a enriquecer su vida.

Dedique tiempo a actividades que disfrutaba antes de tener a su bebé. Date un baño, pasa por tu cafetería favorita, visita el museo o lee un libro. Estos le ayudarán a relajarse y sentirse vigorizado.

Mire a la consejera familiar, Diana Eidelman, hablar sobre las cosas que todo nuevo padre debe saber:

7. No olvides a tu pareja

Convertirse en padres puede provocar algunos cambios sísmicos en la relación entre marido y mujer.

No es sólo que te preocupe la hora de comer y cambiar pañales en lugar de salir a cenar, sino que también es posible que no estés de humor para conversaciones significativas, y mucho menos para hacer el amor con tu pareja.

Para sentirse más conectado sexual y espiritualmente con su pareja, reserve algo de “tiempo en pareja”. Tenga citas y planifique relaciones sexuales también. No te preocupes por perder la espontaneidad. Es posible que anticipe con placer el tiempo que podrían pasar juntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *