¿Qué es Pillow Talk y cómo es beneficioso para su relación?

Pareja abrazándose y mirándose mientras están acostados en la cama

El único momento que algunas parejas tienen para relajarse después de largos días estresantes es justo antes de quedarse dormidos, cuando caminan por la mañana o después de la intimidad.

Hay pocas horas, incluso minutos, en la típica semana agitada de su pareja en las que puede haber interacción personal en un ambiente tranquilo y sereno.

La charla íntima con la almohada brinda momentos en los que la pareja puede estar sola, compartiendo afecto y atención, restableciendo la sensualidad y su vínculo, además de expresar sentimientos y emociones que no experimentan en ningún otro momento.

No es que no puedas encontrar tiempo para participar en otros momentos de la semana si intentas “programar” compromisos en tu rutina.

Aún así, no es tan auténtico como estar cómodo bajo las sábanas con alguien con quien te sientes más conectado y cuando ambos se sienten lo suficientemente relajados como para compartir libre y vulnerablemente. Aquí hay un estudio que intenta explicar la ciencia de la conversación con la almohada.

¿Qué es exactamente la charla de almohadas?

La charla de almohada para parejas es una conversación que se desarrolla en el dormitorio, generalmente después de experimentar la cercanía de la intimidad física . Por lo general, en estos momentos, cada persona se siente cómoda hablando abiertamente sobre sus sentimientos, aspiraciones, metas y su vida en común, con la sensación de que en ese momento de tranquilidad y soledad, está siendo escuchada.

La cama representa una zona segura donde la conexión de la pareja puede profundizarse sin miedo al rechazo .

¿Por qué la conversación con la almohada es diferente?

Las conversaciones de almohada son diferentes de las interacciones o discusiones cotidianas, ya que implican vulnerabilidad e intimidad . Una buena charla de almohada consiste en compartir detalles personales que no revelarías a nadie más.

Hay palabras que no le dirías abiertamente ni siquiera a tu pareja en ningún otro momento del día, excepto cuando ya te hayas expuesto por completo física y emocionalmente, y ahora quieras hacerlo mentalmente. Nadie más puede experimentar este lado tuyo.

¿Cuáles son ejemplos de charla de almohada?

pareja joven, en cama

Al observar ejemplos de charlas de almohada, no pretenden ser conversaciones difíciles.

No es el momento de hablar del estrés del día a día ni de temas negativos. Se trata más del momento de hablar de emociones, de lo que la otra persona significa para ti o de temas románticos , tal vez de lo que veis para el futuro juntos.

Debe ser sencillo, no incómodo. Si te sientes incómodo, tal vez sea tu primera vez con alguien y no estás seguro de qué hablar.

Aquí tienes un libro que puede ayudarte con algunos consejos y sugerencias sobre qué decir; Además, veamos algunos ejemplos de charlas de almohada.

1. Si ustedes dos hicieran una excursión romántica, ¿cuál sería el lugar ideal?

Uno o ambos deben describir en detalle el lugar que considerarían ideal para escapar.

Incluye cuándo irías, cómo viajarías, qué harías cuando llegues allí, incluidas las diversas atracciones que visitarías, el lugar donde deseas quedarte, la comida, etc.

La fantasía que cada uno de ustedes tiene debería ser algo en lo que tengan la intención de trabajar para convertirla en realidad en algún momento.

Eso no significa que la conversación íntima sea una cuestión de estrés, especialmente si no eres financieramente capaz de recrear la fantasía en el corto plazo, pero tenlo en cuenta para el futuro.

2. ¿Cuál es una fantasía sexual que te ha dado miedo abrir?

Ya sea que sea nuevo en la relación o sienta que la otra persona podría no estar dispuesta a explorar diferentes experiencias sexuales, hablar con la almohada significa que puede expresar estos sentimientos abiertamente preguntándole a su pareja primero y luego divulgando sus fantasías personales sin inhibiciones.

En este caso, la conversación con la almohada tiene el potencial de conducir a una mayor satisfacción sexual . De lo contrario, es posible que no hable sobre sus deseos ni que se reúna con una pareja que probablemente esté dispuesta a probar cosas nuevas.

3. Expresa tu experiencia con el primer beso que compartieron los dos.

Recordar las primeras experiencias es excepcionalmente romántico y les permite a cada uno de ustedes regresar a un punto en el que la relación era nueva (a menos que todavía se encuentren en esa etapa). Es una oportunidad para volver a experimentar los sentimientos de “luna de miel” que desde entonces se han profundizado hasta convertirse en una vínculo más auténtico .

Esos meses iniciales incómodos pero emocionantes y lujuriosos son emocionantes, y es divertido revelarle a tu pareja lo que pasó por tu mente durante esos primeros días y descubrir lo mismo.

4. Haz que tu pareja te describa como lo haría con alguien que nunca te ha conocido.

Este es un excelente ejemplo de lo que es o debería ser la charla de almohadas, ya que cada uno de ustedes podrá revelar las cosas que más ama de la otra persona. Felicitarse unos a otros debería ser algo natural todos los días, pero parece perderse con la “vida”.

Mira este video sobre los elogios que mantienen viva la atracción en la relación:

Afortunadamente, cuando bajamos la guardia y estamos completamente relajados y cómodos, ese ya no es el caso.

Podemos ser completamente naturales con nuestras parejas, divulgando lo que realmente sentimos por ellas con romanticismo, afecto, amor, cosas que tienden a descuidarse hasta que tenemos la paz y la tranquilidad del tiempo a solas o de una conversación en la almohada.

5. ¿Cuál fue tu reacción al verme por primera vez?

Sería útil si también respondieras esta pregunta cuando participes en la conversación sobre la almohada. La respuesta puede ser bastante esclarecedora en algunos casos. Hay ocasiones en las que puede sorprenderte, ya que algunas parejas no siempre se sienten atraídas inicialmente.

En ocasiones, puede pasar un poco de tiempo antes de que se produzca esa chispa, mientras que otros quedan inmediatamente impresionados. Es una pregunta arriesgada pero también divertida.

6. ¿Puedes recordar cuando supiste que estabas enamorado?

Al participar en lo que es una charla de almohada, recordar el momento en que te enamoraste de tu pareja puede resultar excepcionalmente romántico . No significa que ese momento fuera necesariamente romántico o que compartas el momento exacto.

Podría haber sido algo frustrante como quedarse atrapados juntos en la carretera, gracioso como ustedes dos intentando levantar una tienda de campaña bajo la lluvia en un viaje de campamento (tal vez divertido después de que dejó de llover), o simplemente como durante una cena a la luz de las velas.

7. ¿Qué ves para el futuro?

Ésa no es una pregunta que usted pueda elegir al entablar una conversación íntima al comienzo de una nueva relación . Está más reservado para después de haber determinado que estás enamorado y cuando sabes que hay un futuro para ustedes dos.

Revela que cada uno de ustedes toma en serio un compromiso a largo plazo y puede ayudarlos a determinar si su pareja está siguiendo el mismo camino por el que están trabajando.

8. Si los objetivos de la vida me llevaran a un nuevo lugar, ¿vendrías?

Esta pregunta podría profundizar un poco en lo que es la charla íntima, ya que lleva a la otra persona a enfrentar problemas de compromiso . Solo crearía un problema si esa persona tuviera problemas para comprometerse, ya que usted revela muy fácilmente que está listo para hacerlo.

También puede poner a alguien en un aprieto en un momento, al tener que decidir si estaría dispuesto a desarraigarse de su familia, amigos o trabajo para seguir a la persona que ama. Podría depender de cuánto tiempo hayan estado juntos si deberías preguntar esto.

9. ¿Piensas en mí cuando escuchas una canción específica?

Con una pregunta sobre la almohada como esta, puedes mencionar diversas cosas de las rutinas habituales que te hacen pensar en tu pareja. Todo el mundo quiere saber que su pareja se acuerda de ellos cuando no está presente.

10. ¿Cómo estuvo tu día?

Para una nueva relación en la que simplemente no sabes de qué hablar después de la intimidad física , una buena introducción es siempre mostrar interés en la vida de la otra persona; también se agradecerá expresar el deseo de escuchar los pensamientos y opiniones de tu pareja. .

Estos comportamientos demuestran que se preocupan y se apoyan mutuamente, independientemente de si el día fue extraordinario o no.

¿Cómo es buena la charla de almohadas para tu relación?

Uno de los elementos principales de la charla de almohada en las relaciones es la conexión que se desarrolla como pareja. El vínculo que habéis ido estableciendo a medida que la relación ha ido avanzando se fortalece; el amor se profundiza.

Después de tener intimidad física, eres emocionalmente vulnerable y, sin embargo, las parejas van un paso más allá al elegir comunicar sus secretos más profundos sin temor a represalias o malestar, ya que la atmósfera es de amor, consuelo y relajación y no de negatividad.

Es el período del día en el que nadie tiene que preocuparse por las interrupciones, no hay distracciones y pueden interactuar plenamente con los demás presentes en el momento, lo que hace que la charla de almohada sea única incluso si se toma un día entero para pasar tiempo de calidad. La charla de almohada es el único momento en el que puedes recrear la fase de luna de miel.

¿Cómo puede una pareja beneficiarse de la conversación con la almohada?

Feliz pareja joven positiva posando en la cama familiar y sonriendo

Al aprender qué significa hablar con la almohada, las personas se sorprenden al descubrir que la actividad que les resulta más atractiva en realidad tiene una ‘etiqueta’, por así decirlo. Para muchas personas, la charla de almohadas es la parte del día que esperan con ansias.

La percepción errónea es que estas conversaciones siempre siguen a la intimidad física, pero ese no es necesariamente el caso.

La conversación en la almohada puede ocurrir antes de quedarse dormido; Puede suceder si te despiertas en medio de la noche o a primera hora de la mañana, además de después de tener relaciones sexuales. Consulte esta investigación para conocer más estudios relacionados con la conversación con la almohada.

La idea detrás del concepto es que ustedes dos estén acostados juntos en la cama, cómodos, relajados e íntimos, no necesariamente sexuales, lo que lleva a una línea de comunicación despreocupada que ninguno de los dos censura.

Es innecesario ya que no hay que preocuparse por las repercusiones porque la ira y las discusiones están prohibidas en este entorno.

Eso permite la libre expresión de sentimientos, pensamientos e ideas en un espacio seguro que no sucede en ningún otro momento de interacción juntos si realmente piensan en ello.

La participación en las caóticas actividades diarias resulta en interrupciones continuas, conversaciones llenas de distracciones y pensamientos acelerados que mantienen la mente alejada de lo que está sucediendo en el momento.

Si alguien intenta iniciar un diálogo serio o compartir pensamientos íntimos en estas circunstancias, la idea a menudo genera frustración en el momento de dicha conversación.

Hay casi un suspiro de alivio al acostarse en la cama porque todo el caos del día ha desaparecido. Ahora cada uno de ustedes puede simplemente ser auténtico. Las parejas se benefician de este tiempo juntos porque es solo para ellos. No tienen por qué compartirlo. No tiene precio.

Lectura relacionada: Los mejores consejos para aumentar la intimidad en el matrimonio 

Pensamiento final

La comunicación en una relación es crucial para su supervivencia.

Aún así, existe una clara diferencia entre eso y lo que es la charla de almohada. La conversación con la almohada es íntima y especial. No significa sexo; aunque esa es una percepción errónea común. Suele ocurrir después de la intimidad física, pero no sólo ocurre después del sexo.

¿Quién habla de almohadas? Son dos personas acostadas juntas en la cama comunicándose sobre cualquier cosa que les conmueva sin temor a represalias por parte de la otra persona.

En este entorno, la negatividad, los ataques y el malestar están prohibidos; no es que haya un intento consciente de evitarlos. No hay ningún deseo de compartir la ira. Es una conversación relajada y sin esfuerzo, que significa profundizar la conexión de pareja, fortalecer un vínculo y enriquecer el amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *