15 señales principales de que una relación kármica está terminando

joven pareja feliz

¿Alguna vez te has preguntado si tu relación estaba destinada a durar? ¿Crees que todos estamos destinados a aprender importantes lecciones de vida? Si es así, probablemente hayas oído hablar del término “ relación kármica ”.

Una relación kármica a menudo se define por un deseo irresistible con un elemento tormentoso. Los amas y los desprecias a todos al mismo tiempo. Quieres estar cerca de ellos, pero necesitas ayuda para manejar su presencia continua.

Si crees que has estado o estás ahora en uno, ¡sigue leyendo! Este artículo definirá las relaciones kármicas, los signos de las relaciones kármicas y las 15 señales principales de que una relación kármica está terminando.

¿Qué es una relación kármica?

Antes de hablar de las señales de que una relación kármica está terminando, hablemos de qué es un vínculo kármico. El término “relación kármica” se deriva de la raíz de la palabra karma, con la que quizás estés familiarizado como la ley de causa y consecuencia.

Los filósofos e intelectuales han sostenido tradicionalmente que los pensamientos y sentimientos no los forma uno mismo, sino que son una onda de la energía ambiental circundante. Por lo tanto, el bien supremo se irradia en más acciones buenas, mientras que las acciones negativas generan fuerzas comparables.

Entonces, ¿cómo actúa el karma en las relaciones? Una relación kármica se basa en la premisa de que todo lo que haces tiene un enorme efecto de goteo que te impacta a ti y a quienes te rodean. Además, muchas personas creen que este tipo de relaciones existen para enseñarle lecciones esenciales que no aprendió en su vida anterior.

Las diez etapas de la relación kármica

Una relación kármica puede haber estado llena de aventuras emocionantes o pendientes pronunciadas que afrontar. Y si terminó, podría haber terminado con una ola de emociones que destruyó todo lo que ustedes dos alguna vez construyeron.

Las relaciones kármicas son más fáciles de comprender una vez que se tiene experiencia de primera mano con ellas. El enlace de este video puede brindarle una mejor comprensión de qué es una relación kármica:

Sin embargo, eso no significa que debas pasar por uno para comprender una relación kármica. En esta sección, revisaremos las diez etapas de la relación kármica para ayudarlo a comprenderlas mejor.

1. Intuiciones y fantasías

Al caer en una conexión kármica, las personas frecuentemente tienen sueños y visiones que interpretan como señales de lo que está por venir en sus vidas.

2. Sincronicidades y coincidencias

Entonces, ¡bang! ¡Algo extraordinario sucede en tu vida! Conoces a esta persona por coincidencia y el universo entero está trabajando para acercarlos a los dos.

3. Romance interestelar

De repente, la vida ya no tiene sentido sin esta persona; todo lo que necesitas es su amor. Es como si conocieras a esta persona desde siempre y tuviera un efecto sorprendente en ti.

4. El drama comienza a construirse

Incluso si todavía se adoran, la tensión invade su romance. Y la angustia ha sido tan profunda como lo ha sido el amor.

5. El patrón se vuelve adictivo

Amor, lucha, desesperación y luego amar una vez más. El patrón parece durar para siempre y parece que nunca te cansas de él.

6. Las mareas cambian

Esta etapa puede ser el final de su relación. En algún momento, comenzarás a sentir peligro y ya no confiarás en tu alma gemela kármica.

7. Resurgen viejas tendencias

Y ahora estás atrapado en el mismo patrón una vez más. Estás desconcertado y atrapado en un círculo vicioso del que no sabes cómo salir.

8. Afirmación y realización

Este es el momento de despertar y tomar el control de la situación. Reconoces que la única manera de liberarte de este vínculo kármico es resolver tus problemas.

9. Progreso y desarrollo

Aprender a practicar la autoaceptación y el amor propio es fundamental para liberarse del vínculo kármico. Sólo tendrás una salida a tu relación kármica una vez que te des cuenta de esto.

10. Liberarse

Aquí es donde se aprenden las lecciones y el propósito queda claro. ¡Después de pagar tu deuda kármica, finalmente estás libre de la relación kármica!

Como puede ver, una relación kármica no es un viaje fácil, y mucho menos comprender las señales de que una relación kármica está terminando. Aunque parece ser un proceso corto, hay numerosas etapas que uno debe atravesar antes de finalmente aprender las lecciones y liberarse del vínculo kármico.

15 señales tempranas de que las relaciones kármicas están terminando

pareja tomando cafe

Después de conocer las etapas de una relación kármica, ¿crees que puedes estar en una relación kármica? Debido a que las relaciones kármicas tienden a ser de corta duración, estas son las principales señales de que una relación kármica está terminando.

1. Una conexión inmediata y una sensación de inevitabilidad

La química suele tardar en desarrollarse. Sin embargo, en una conexión kármica, su primer encuentro probablemente fue intenso, sorprendente y como un sueño. Todo será un sueño antes de que surjan señales de que una relación kármica está terminando.

Con el tiempo te sincronizas con los patrones psicológicos de la otra persona y reconoces cómo se comporta su mente. Quizás hayas sentido como si los conocieras de otra vida. Y es porque lo tienes.

2. Ignoras las señales de alerta

Ignoras varios problemas subyacentes cuando crees que has conocido a tu pareja perfecta. Sientes peligros pero eliges ignorarlos.

Sin duda, las personas que te rodean te están diciendo con qué realismo ven esta conexión. Sin embargo, te dices a ti mismo que no son importantes.

Lectura relacionada:  30 señales de alerta en una relación que nunca debes ignorar

3. Hay demasiado drama

Este es el siguiente ejemplo de señales de que una relación kármica está terminando. En lugar de abordar un problema en colaboración, ambos se esfuerzan por ganar. Se vuelve cada vez más imposible mantener conversaciones honestas y los comentarios bruscos y los insultos contaminan la vida cotidiana.

Es necesario que haya una comunicación más abierta. E, incluso después de que se hayan resuelto, los desacuerdos aumentan con la inclusión de argumentos anteriores.

4. Patrones repetitivos

Comenzarás a preguntarte por qué los problemas de tu relación nunca parecen terminar. Puedes estar profundamente enamorado un día y debatir intensamente con tu amante al día siguiente.

En cuanto a tus problemas de relación, estás dando vueltas en círculos. Esto se debe a que necesitas aprender la lección, razón por la cual sigue sucediendo.

5. Egoísmo

En este sentido, todo gira en torno a sus propias necesidades, lo que a la larga conduce a una relación poco saludable. Este tipo de egoísmo es otro ejemplo de señales de que una relación kármica está terminando, lo cual no es bueno para ninguno de los dos.

6. Posesividad

Los celos son uno de los sentimientos más poderosos en una relación, asfixiando cualquier posibilidad de desarrollo. Es como si te sintieras tan atraído por tu amante que estar cerca de él te parece una adicción.

Lectura relacionada:  15 formas de dejar de ser posesivo

7. Las cosas se sienten mal antes de lo habitual

¿Viste muchas señales peligrosas incluso al principio de la relación? A veces, estas señales son parte de la lección de la relación, que a menudo le muestra cómo evitar patrones nocivos para la salud en el futuro.

8. Desarrollas inseguridad

La inseguridad es el resultado lógico de exponer tan rápidamente sus mayores preocupaciones. Esta es la causa principal de los celos agudos, que conducen a la posesividad y al comportamiento obsesivo.

9. Una montaña rusa de emociones

¿Estás emocionado un minuto y deprimido al siguiente? Las cosas nunca son consistentes y, aunque tengas buenos días, siempre sientes que el colapso está a la vuelta de la esquina.

10. Ambos se vuelven dependientes el uno del otro

Otro indicador de una relación kármica fallida es la sensación de que no puedes sobrevivir sin esta persona. Si sacrificas tu tiempo libre y otras conexiones para ver a esa persona de forma continua, podría ser una pista de que algo anda mal.

11. Falta de comunicación

La comunicación es la base de cualquier relación sana. Cuando están en una relación kármica, les resultará difícil entenderse. La mayoría de las veces, parece que ustedes dos siempre están discutiendo algo diferente.

Lectura relacionada:  7 consejos para combatir la falta de comunicación en una relación

12. Tener una discusión acalorada

Sus disputas pronto podrían convertirse en algo personal y desagradable. Estos argumentos pueden aparecer de la nada y tomarte desprevenido. Durante estos enfrentamientos, uno o tú cruzarás la línea repetidamente.

13. La energía se está acabando

Independientemente de los hermosos momentos que disfrutes, es posible que sientas que tu energía se está agotando lentamente de tu sistema. Mantener tu cuerpo en alerta máxima todo el tiempo agotará tus reservas.

14. Imprevisibilidad

Debido a los desafíos y conflictos recurrentes, estas conexiones suelen considerarse impredecibles. Te desorientarás y te agotarás.

No te ves en el espejo; Todo lo que puedes ver son tus dudas más feas y tus defectos más vulnerables. Sin embargo, todavía estás completamente inconsciente y absorto en este asunto.

15. Te cuesta dejarlo ir

Estás en una conexión kármica si no sabes cómo dejarla. Es como un mal hábito que sabes que es malo para ti pero que no logras romper.

Estás experimentando sentimientos encontrados debido a la naturaleza de tu relación. Sabes que algo anda mal, pero no estás seguro de cómo corregirlo o romper la espiral viciosa.

Es posible que ambos se den cuenta de las señales de que una relación kármica está terminando y quieran romperla, pero no pueden evitar volver a estar juntos. Aun así, eventualmente reconocerás que esa relación no es saludable y, una vez que hayas aprendido la lección, será más fácil seguir adelante.

Lectura relacionada:  Cómo dejar ir a alguien que amas: 15 formas

¿Qué sucede cuando termina una relación kármica?

Al atravesar una ruptura después de una relación intensa y fogosa, pueden surgir muchos arrepentimientos. Sin embargo, reconocer que aprendiste lecciones importantes y que tuviste la valentía inquebrantable de dejar ir algo que ya no te beneficiaba ayudará a tu crecimiento.

Tratar de aceptarlo todo, incluidos los períodos difíciles, irónicamente acelerará el proceso de curación. En lugar de intentar huir y reprimir las emociones, el proceso de curación se produce más rápido y más fácilmente cuando se sienten y se dejan ir por completo.

En general, el amor propio es fundamental después de una relación kármica. Has elegido ignorar las señales de que una relación kármica está terminando y estás discutiendo con tus sentimientos de angustia, por lo que ahora es el momento de ejercer el amor propio y volver a creer en ti mismo.

¿Cuál es la mejor manera de hacer que una relación kármica funcione?

Mujer recostada sobre el regazo de su pareja

Las relaciones kármicas pueden funcionar y funcionan, pero hoy en día son raras. Se necesita mucha paciencia y esfuerzo por parte de ambas partes para abordar cualquier problema que surja en su relación. Esta es la razón por la que la mayoría de las asociaciones kármicas empeoran y resultan en separación.

La conexión entre los signos de la pareja kármica puede parecer intensa, pero es fundamental reconocer que estas relaciones no están destinadas a durar. La mayoría de ellos terminan en relaciones poco saludables ya que su único objetivo es limpiar cualquier karma no resuelto.

Este tipo de relaciones rara vez sobreviven y con frecuencia dejan a ambos socios kármicos emocionalmente agotados y con gran sufrimiento. Sin embargo, nuestro viaje a través de este asunto nos mostrará cómo mejorar y fortalecer nuestras relaciones con futuros socios.

¿Cómo se puede romper el ciclo kármico?

Poner fin a las relaciones kármicas puede ser extremadamente difícil, especialmente si la persona está atrapada en un ciclo interminable con la otra parte. Entonces, para detener una relación problemática, primero hay que reconocerla.

Tome nota de cualquier señal de que una relación kármica está terminando y no la ignore. Posesividad extrema, comportamiento opresivo y sufrimiento general son algunos ejemplos.

Hablar con un familiar o un amigo cercano de confianza puede ayudar a romper esos vínculos. Además, puede buscar asistencia profesional, si es necesario, para ayudarle a sanar los vínculos kármicos.

Finalmente, tómate un tiempo para recuperarte . Iniciar otra relación apresuradamente solo empeorará las cosas en tu vida.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo sobrevive una relación kármica?

Debido a su naturaleza frágil, las relaciones kármicas no están destinadas a durar mucho tiempo. Eventualmente terminarán y pueden durar semanas o meses, pero rara vez años o décadas.

¿Es posible que vuelva a ocurrir una relación kármica?

Una relación kármica puede repetirse con la misma persona o con otra diferente. Y dado que una relación kármica puede hacer que una relación sana parezca aburrida , comprométete a no quedarte atrapado en otra.

la comida para llevar

Si bien existen muchos tipos de relaciones y signos kármicos, una relación kármica está terminando. Están aquí para enseñarle a nuestras almas cómo ser mejores humanos y sanar heridas previas. Según la idea, ustedes dos se conocieron en una vida anterior y se volvieron a encontrar para solucionar numerosos problemas.

Cuando avanzas a través de las etapas de una aventura kármica y eventualmente te liberas, tu forma de pensar y tu personalidad se transformarán de maneras que nunca imaginaste posibles. Y ese es tu regalo más preciado.

Si no está seguro de las señales de que una relación kármica está terminando, es una buena idea buscar asesoramiento sobre relaciones . Un servicio como este podría ayudarle a ver las cosas con mayor claridad y a estar atento a su entorno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *